Violencia mancha Clásico regio

Una pelea campal entre aficionados de Rayados y Tigres dejó un lesionado en esta grave.

0
145

La edición 117 del Clásico regio se tiñó de sangre tras una brutal riña entre aficionados de Tigres y Rayados, ocurrida en la Avenida Aztlán.

Los hechos ocurrieron a las 18:30 horas cuando dos autobuses con aficionados de ambas “barras bravas” se toparon en la avenida mencionada, entre Rangel Frías y Compostela, generándose una disputa de verbal la cual pasó a una pelea campal.

En un momento dado, los aficionados del Monterrey persiguieron a los de Tigres, incluyendo al conductor de un vehículo que circuló que intentó atropellar a los barristas auriazules.

Un aficionado del equipo universitario se quedó rezagado, lo cual fue aprovechado por los albiazules para golpearlo de manera brutal a patadas, con piedras, además de herirlo con una botella quebrada, tras lo cual le quitaron sus pertenencias, incluida la ropa.

La agresión fue grabada por varias personas, videos que se viralizaron en redes sociales, gracias a lo se divulgaron los perfiles de Facebook de algunos de los agresores.

Además se pudo apreciar que una unidad de Fuerza Civil se encontraba en la zona justo cuando estaba por iniciar la riña, pero se retiró del lugar sin intervenir.

El lesionado

El joven agredido fue identificado como Rodolfo Manuel Palomo Gámez, de 21 años de edad.

Se encuentra en el Hospital Universitario en estado grave, luego de haber resultado con traumatismo de cráneo y un pulmón perforado por una lesión punzocortante, tras lo cual fue intervenido quirúrgicamente.

Saldo blanco en el Uni

Por otro lado, las autoridades reportaron saldo blanco en el Estadio Universitario, tan sólo se detuvo a una persona en las inmediaciones del lugar, por alterar el orden.

En el operativo de seguridad participaron 2 mil 650 elementos de la Policía de San Nicolás y Fuerza Civil.

Operativo de revisión en el Estadio

Al término del Clásico 117 la Policía Ministerial realizó un operativo para buscar en el Estadio a los agresores del joven Rodolfo Palomo.

Para ello, los aficionados del Monterrey fueron retenidos en las tribunas, para revisarlos uno por uno para ver si correspondían con las características físicas y fotografías que trascendieron en redes sociales.

El operativo culminó poco después de la media noche, sin que se haya detenido a alguna persona.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here