Los héroes del accidente aéreo de Durango

La oportuna actuación de la tripulación del vuelo siniestrado le salvó la vida a la totalidad de los pasajeros.

0
144

Gracias a las primeras investigaciones y la información preliminar que han brindado las autoridades, así como a los testimonios de varios pasajeros, salió a relucir la correcta actuación de los miembros de la tripulación del vuelo de Aeroméxico siniestrado ayer en Durango.

El equipo conformado por el capitán Carlos Galván Meyran, el copiloto Daniel Dardon y las sobrecargos Samantha Hernández y Brenda Zavala pudo actuar de manera oportuna y en apego a los protocolos de seguridad ante el grave accidente.

El piloto Galván Meyran fue la persona más lastimada tras el desplome del avión, al resultar con una lesión de gravedad en la columna vertebral, por lo que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente, encontrándose en este momento en estado grave pero estable.

El capitán de 38 años de edad y 8 de experiencia, realizó una maniobra complicada para aminorar los efectos del impacto, tomando en cuenta el tipo de vientos que envolvieron el avión, señalan las primeras indagatorias de las autoridades.

Además, a pesar de las heridas que sufrió ayudó a los pasajeros a salir del avión después del accidente.

Importante también el apoyo del primer oficial, Daniel Dardon, quien fungió como copiloto y pudo darle soporte al piloto en el manejo de la emergencia.

De igual manera, las sobrecargos Brenda Zavala Gómez y Samantha Hernández Huerta supieron manejar la crisis con los pasajeros en esos minutos de pánico generalizado y después agilizaron las maniobras de evacuación.

Sobre esto, Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes, señaló que la pronta reacción de la tripulación en la labor de evacuación fue vital para que no hubiesen pérdidas humanas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here