Carlos Santamaría: el niño prodigio

El niño de 12 años de edad ingresará a la UNAM para cursar la carrera de Física Biomédica.

0
131

Un caso sui generis se dio en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) durante el pasado concurso de selección, ya que un niño de 12 años logró aprobarlo.

Se trata del pequeño Carlos Antonio Santamaría Díaz, quien obtuvo 105 de aciertos en el examen y así podrá acceder a la carrera de Física Biomédica en la Facultad de Ciencias.

Este próximo lunes iniciará sus clases, lo que representa todo un acontecimiento para la Máxima Casa de Estudios del país, pues será el primer alumno de esa edad en ser aceptado.

Este no es el primer acercamiento de Carlos con los estudios superiores, puesto que ya cursó dos diplomados en la UNAM, uno sobre química analítica y otro en bioquímica y biología molecular para la industria farmacéutica.

Sobre esta experiencia, el niño prodigio señaló que este logro se dio gracias a tenacidad a “estarle dando, nunca decir ‘no se puede’, me voy a regresar a la primaria. Siempre hay una forma de entrar”.

“También estudié por internet, así he aprendido biología, cálculo, pero además hay que tener el apoyo de toda tu familia, lo más importante. Mis padres han hecho más que yo, ellos han preparado todo, y yo sólo estudio y apruebo los exámenes, pongo la última pizca para pasar a lo siguiente”, agregó Carlos.

El menor no pudo ocultar su alegría, pues esto representa la consumación de un sueño que tuvo desde hace cuatro años.

Aún no inicia sus estudios y Carlos ya tiene en mente varios proyectos científicos para desarrollar durante su carrera.

“Creo que podemos reconstruir una célula, curar todas sus enfermedades, por ejemplo la mitocondria, que tiene una membrana exterior y una interior. Aunque es relativamente sencilla tiene un montón de componentes: proteínas, hasta su propio ADN, ribosomas; se puede tratar de crear un medio”, expresó.

Este logro no deja tranquilo al pequeño genio, pues quiere que más niños sigan su camino.

“Me gustaría encontrar más niños como yo, ayudarlos con lo que no les deja hacer la primaria o la secundaria, decirles por dónde pueden ir para seguir aprendiendo, porque nunca se debe parar”, expresó el niño.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here